Si bien parece una parte de El Padrino, la verdad es que la situación del cuestionado concejal Gabriel Kunz sigue siendo un enjambre de sorpresas.
Como se recuerda, las víctimas de sus estafas lo fueron a buscar varias veces al Concejo Delirante, donde inclusive una vez se escapó por una ventana del recinto, y otra lo tuvo que sacar un grupo de Policías ante la posibilidad de un linchamiento de los estafados por la ‘Logística Ponce de León’, creación de Kunz que funcionó en la casa de su mamá en V. Domínico, y desde donde dejó el tendal quedándose con vehículos que debieron ser rescatados por la Policía Bonaerense.
No olvidarse que el hermano de Kunz, suboficial de la fuerza provincial, estaría ligado a las maniobras delictivas del concejal.
Ante los múltiples riesgos de que lo muelan a palos, Kunz se apareció con un presunto guardaespaldas -que sería dueño de conocido reducto de Mitre y 10, al cual el edil sería asíduo parroquiano- el cual por estas horas estaba internado con pronóstico complicado en el ‘Evita Pueblo’.
El tal Ariel estaría nombrado en el Concejo Deliberante por pedido de Kunz.
Pero otras voces apuntan que el peligroso edil -que busca volver al PRO a través de Marisa Luero y Vanina Passalacqua- se maneja con otro culata, posible integrante barrabrava de Boca…
Si tiene miedo, debería comprarse un perro No?