Un lamentable incidente de tránsito protagonizó hoy en horas del mediodía, una mujer que estaba mal estacionada en Av. 14 y 148 de Berazategui.

La misma paró en doble fila en plena 14 y se metió en un comercio del lugar. Un inspector de Tránsito municipal le requirió que prosiga su marcha, que estaba entorpeciendo el tráfico a lo que la mujer respondió con gritos y argumentando que era «funcionaria municipal«, sin mover el auto. Ante ello, el empleado municipal le requirió la documentación del vehículo y su licencia de conducir, lo que sirvió para que la irritada mujer comience a gritar negándose en principio a entregar cualquier tipo de documentación y pretendiendo irse del lugar.

El inspector de Tránsito llamó a un supervisor del área que a su vez pidió presencia policial, ante el alterado estado de ánimo de la mujer. La misma cambió entonces su historia diciendo que en realidad su ex esposo era el funcionario. Con los datos en poder de la Policía y el municipio, se determinó que, en realidad, la irascible conductora no poseía licencia de conducir, y que había intentado dos veces dar los exámenes para obtenerla pero fue rebotada en ambas oportunidades.

Finalmente, la ofuscada señora fue infraccionada y el vehículo debió ser retirado por un allegado con registro habilitante.