Así lo confirmó el biólogo canadiense Derrick Rossi, quien cree además que «el COVID-19 podría volverse endémico por lo que se requerirán refuerzos de dosis cada dos o tres años».
Rossi acaba de ser galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica por la importancia de la lucha contra el coronavirus.
Derrick Rossi, uno de los fundadores canadienses del laboratorio Moderna que desarrolló una de las vacunas más efectivas contra el COVID-19, es contundente respecto al origen de la pandemia y no duda en decir que se originó en un laboratorio de Wuhan.
Contrariamente a lo que dicta el relato del régimen chino, que intenta mantener la hipótesis de una transmisión natural del coronavirus, el reconocido biólogo afirma que «no hay indicios que señalen ese camino que intenta imponer Beijing».
«No tenemos pruebas en ningún sentido, pero este virus es tan diferente al de los murciélagos que me parece improbable que haya sido un salto natural
», dijo Rossi en una entrevista periodística.
«Es un hecho que un laboratorio en Wuhan trabajaba con él y yo estoy convencido de que salió de allí, que se les escapó. No creo que haya sido deliberado, simplemente estaban estudiándolo y hubo un accidente. China lo niega, claro, pero es la explicación que veo más lógica», subraya el científico.
Consultado por los periodistas respecto a las posibilidades de que las vacunas sean realmente efectivas contra el coronavirus y pongan fin a la epidemia, Rossi señaló que «es probable que teniendo en cuenta la mutación que experimentan los virus, haya que inocularse regularmente. “Es difícil saberlo. Puede ser que la vacuna nos haga generar una inmunidad natural y no sea necesario, pero también puede pasar que el virus cambie o se haga endémico, como la gripe, y tengamos que vacunarnos cada uno o dos años», indicó.
«Los virus son la unidad evolutiva más perfecta que existe. Saben adaptarse a cualquier inconveniente y puede que este logre adaptarse a la vacuna. Lo bueno de la tecnología del ARN mensajero es que, rápidamente, somos capaces de adaptarnos también a él, así que soy optimista», dijo respecto a la vacuna que desarrolló Moderna, el laboratorio que fundó en 2010.
EL ORIGEN DEL CORONAVIRUS

«El mundo científico le exige al régimen chino que sea transparente y permita una inspección global y sin restricciones del Instituto de Virología de Wuhan, el laboratorio que para muchos pudo ser el lugar donde se propagó el coronavirus de manera accidental» indicó el científico.
Sin embargo, «desde el inicio de la pandemia, Beijing ha negado esa posibilidad e intentó instalar la versión de que el COVID-19 se propagó de forma natural en mercados de comida de esa ciudad de la provincia de Hubei» cerró.