Tras caerse la estantería en los planes de Vanina Passalacqua, cimentada sobre la arena de una inexistente posibilidad de Julián Amendolaggine de ‘cortar el bacalao’, apareció en escena una nueva propuesta.
El esposo de Vanina -que también había emigrado a España hablando ‘maravillas’ de la ‘Argentina K’- Christian Alé, que volvió hace unas semanas por un problema familiar, se doscolgó que quiere ser concejal de Berazategui. Nadie da puntada sin hilo.