Personal de la subsecretaría de Tránsito municipal, junto a Control Urbano de Berazategui, interceptaron un carro en 162 / 20 y 21 de Jacarandá, donde el vehículo tirado por un equino, evidenciaba maltrato aparte de violar la ordenanza vigente sobre tracción a sangre.

El ‘carrero‘ descargaba elementos recogidos en las calles evidenciando un fuerte sometimiento del animal, por lo que le fue secuestrado el equino remitido a la Clínica Veterinaria municipal para su revisación y control, mientras que a la gente del carro -oriunda de Quilmes- se le labraron las actuaciones correspondientes.