En nuestra edición anterior, planteábamos la extrañeza de la ausencia en estas escaramuzas electorales del respetadísimo Tito Geneiro, al punto que algunos evaluaban un inminente retiro de escena del Portugués Gastronómico.
Sin embargo, observadores locales apuestan triple contra sencillo que el líder gastronómico solo se habría corrido para que pase la tormenta de arena, para luego preparar los bagallos para la pelea de 2023 por el sillón de don Justo Rodríguez…