Duro testimonio aportó una testigo en el juicio que se le sigue al ex concejal massista de Fcio. Varela Daniel Zisuela y a su hermano entre otros, por prostitución de menores, entre otros delitos.

Una de las declaraciones mas impactantes fue la de una testigo -cuyo nombre se reservó- ante la fiscal Attarian Mena y los jueces intervinientes.

La testigo describió los abusos sexuales que dieron cuenta del nivel de brutalidad a la que fue sometida. Señaló «un departamento de la calle Berutti, en el Cruce Varela, y una casa amarilla alquilada con quincho, a la que iban Hugo Pereyra (hermano de Julio Pereyra), Juan ‘Lagarto’ Olmedo, de UOCRA; Diego Giménez, de «Hacemos – Kanashiro»; Darío Olmedo, de ATE, y ‘Cacho’ Escobar, denunciado hace años en la causa de los colectivos truchos en Varela. El restaurante Prince’s era un lugar de reclutamiento«.

Según su aporte testimonial, la declarante habría señalado que «Ahí comían el titular de Defensa Civil del Municipio de Varela, Franco Risso, el director de Seguridad, Barraza, también el sindicalista Darío Olmedo. Ahí elegían pibas que derivaban a los hoteles alojamientos: ‘Susurro’, de Federico Negri; ‘Rucamalen’ y ‘El Refugio’ en Varela«. Según la denuncia, «Zisuela le ofrecía pibas a Amancia Baez que se acostaba con ellas.Amancia Baez, funcionaria del entonces intendente Julio Pereyra. El acusado también tenía un prostíbulo en Pinamar a cargo de Pamela Sosa, militante del PJ«.

La testigo describió el lugar ante la fiscal y los jueces. Otra mencionada fue Mirta Rojas, candidata a concejal de Florencio Randazzo en Varela, denunciada por estas actividades desde hace una década, como «aportante de chicas por las que Zisuela le pagaba por mes, con dinero que sacó un maletín. Al menos en una ocasión llevó diez pibas«. (fuente: Centro Informativo Berazategui)

De este juicio saldría también, según trascendió en fuentes judiciales, la reapertura de la investigación por el asesinato de dos chicas ocurrido en la Av. Senzabello de Fcio. Varela en 2017, causa que -en sí- quedó ‘cajoneada‘ y nunca se supo la verdad.