Nos avisaron, pero no estamos seguros de ello.
Dicen que tras la venta del histórico Poli-clínico del Vidrio de Don Bosco, el gremio vidriero comenzó a construir una clínica en Ranelagh, junto al complejo de piletas del sindicato.
Pero (seguramente no es verdad) parece que los coquetos dirigentes vidrieros habrían vendido ya dicho establecimiento sanitario, al grupo de empresarios dueños de la clínica ‘salsipuedes’ de la 14 y 141, Sanatorio Bernal, Clínica Ranelagh y una larga lista de lugares de internación de pacientes del PAMI.
Agregan los desconfiados, que pe-se a la venta, habría un contrato que ‘garantiza’ la atención de los vidrieros en dicha clínica… Glup