No pocos se sorprendieron por el crecimiento que, en la campaña, viene mostrando la candidata del Federalismo en Berazategui, Griselda Duckardt, especialmente si se tiene en cuenta que la respetada abogada no cuenta con aparato político -y mucho menos con las rupias necesarias- para afrontar una PASO y luego una General…
Duckardt, sabiendo de la picardía de los apoderados y fiscales de otras listas, que suelen jugar a la mancha con las águilas, van a aprovechar toda oportunidad que tengan para meter las uñas y que los votos, en vez de sumarse, se desinflen… La muchacha pidió a los votantes que «sean fiscales en todo, en que haya boletas en los cuartos oscuros, y que los fiscales de otras líneas ‘colaboren’ en que se hagan bien las cosas…».