Nos mostraron fotos y aún así no lo podíamos creer. Una agrupación política denominada «Mas Valores», integrada mayormente por gente de iglesias del partido, dio ‘la nota’ en estas PASO.
Ocurre que en las iglesias evangélicas que patrocinan a los candidatos de dicho frente, en medio de los ‘sermones’ el predicador baja del púlpito y entrega las boletas que deben votar, a los asistentes al culto…
¿La verdad? Usar la Casa de Oración para hacer proselitismo político no sabemos bien de donde lo sacaron, pero muy lejos está de las enseñanzas de Jesús que orientaba a la gente diciendo «al César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios…».
Mezclar política con las cosas de Dios nunca fue bueno, pero en fin… los que lo hacen sabrán lo que hacen No?