Una vez mas, el millonario gre-mialista del Vidrio Horacio Valdéz, quedó fuera de juego -y su esposa- tras las PASO del 12/9.
Valdéz jugó nuevamente sus fichas buscando poder, y lo hizo con el bravucón de Guillermo Moreno, enemigo acérrimo de la prensa (igual que él…) y se endilgó ‘representatividad gremial’ desde un sello como es hoy las «62 Organizaciones».
Su mujer, Susana Ocampo fue la compañera de la efímera aventura de Moreno, ya que sacó solo el 0,96% para diputada, mientras que en Berazategui apenas rasguñó el 1,17% del padrón votante, sumando 1996 sufragios…
Solo le queda una fichita puesta a la mujer de su socio del sindicato, Chiquito Reyes, Celia Cabrera.
Dentro del mussismo -como Reyes y como estuvo Rubén Comparato y su mujer Mabel Días- Cabrera va 12da. en la lista de Mussi, y -salvo que haya ‘candidaturas testimoniales’ en la lista- difícilmente ingrese la señora al hachecedé…