El comprador de dos lotes de terreno en una fracción ubicada a 200 mts. del Corralón Municipal, denunció que una persona, conductor de ambulancias del municipio, se apropió en forma ilegal de la fracción completa, incluídos los suyos.
Raúl Sánchez compró el año ppdo, dos lotes en el predio sito en calle 21 entre 160 y 161 del barrio Jacarandá en 2020 dentro de la fracción indicada.
Sus papeles son verdaderos, inclusive rubricados en el Juzgado de Paz y ante Escribano Público. Los cercó y fue preparándolos para construír dentro de ellos.
Sin embargo, desde hace meses, se apoderó del lugar un hombre, de apellido ‘Sarinetti’ quien comenzó a cerrar la fracción completa, inclusive quitando los cerramientos de Sánchez los cuales ni siquiera se los entregó.
Sarinetti, aduciendo ser «familiar de un funcionario» y asegurando tener «el apoyo del municipio» local, no dudó en apoderarse de la fracción de tierra, sin que se conozca que tipo de papeles posee para ‘validar’ su titularidad del predio.
Sánchez radicó la denuncia por el robo de los alambrados y postes ante una fiscalía en Berazategui, la cual a su vez, no quiso tomar la denuncia por usurpación correspondiente.
El vecino afectado por la actitud del chofer municipal de ambulancias, se presentó ante el área de Regularización Dominial de la Municipalidad de Berazategui con todos los papeles que posee.
Sin embargo y pese a confirmarle al reclamante que «los papeles son legales y que Sánchez es legítimo poseedor de los lotes»,, la funcionaria interviniente se ‘excusó’ de intervenir porque actúa una fiscalía en el tema, pese a la insistencia del contribuyente despojado de su propiedad de que la fiscalía interviene en el hurto, no en la usurpación.
Sería bueno que no prime que el usurpador sea pariente de algún funcionario, y que se haga Justicia para el legítimo propietario.
Y de paso, interesante sería también que el chofer municipal de ambulancias explique como logró adquirir una fracción de tierra de media manzana en plena calle 21…