El ex diputado y actual embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín se manifestó ‘preocupado’ por los posibles resultados en las elecciones del 14 de noviembre.
«Ello puede afectar positiva o negativamente por mucho tiempo a los argentinos» dijo.
Y dirigiéndose al electorado y a su propio partido, la UCR, subrayó que «los problemas no se resuelven con políticas de derecha».
Alfonsín le recomendó a la sociedad que «Reflexione mucho al momento de decidir su voto».
Y en tono más dramático, indicó que tiene la sensación de que «la oposición quiere repetir lo que se hizo entre 2015 y 2019. Tenemos la sensación que la oposición quiere repetir lo que se hizo entre 2015 y 2019 -apuntó- que creo que fue un grave error, y por eso le pido a la sociedad que reflexione mucho porque todavía faltan dos meses hasta las elecciones», afirmó el embajador.
«Es un grave error y está demostrado por la realidad, la experiencia y la historia. Cada vez que los problemas se han querido resolver con políticas neoliberales o por el mercado por sí solo, la situación sólo se ha agravado», advirtió el hijo de Raúl Alfonsín.
El embajador en España afirmó que ‘Juntos por el Cambio’ «es de derecha desde 2015» y sostuvo que, «pese a haber sido derrotada por mucha diferencia la lista que presentaron en las PASO de ese año», tiene «la obligación moral» de expresar sus puntos de vista.
Asimismo evaluó que «es lamentable» en su «partido piensen que el radicalismo no tiene derecho a opinar sobre el programa de JXC, que es definido de manera unilateral por el Pro».
En su prédica sobre no votar al partido que tuvo a su padre por Presidente de la Nación, Alfonsín adviritó que «La UCR creyó que tenía la obligación de poner en suspenso su identidad, y sigue de esa forma porque más allá de que esté dispuesta ahora a disputar lugares en las listas, desde el punto de vista de los programas sigue recetas que pertenecen más al Pro que a la UCR».
El ex diputado admitió que «salvo algunas excepciones», no se siente representado por la UCR con el 90 por ciento de las posiciones que defiende desde 2015.
«El radicalismo ha sido vaciado de su identidad progresista y transformadora», objetó ‘Ricardito’ Alfonsín, cuyas coincidencias y afinidades con el presidente Alberto Fernández son verdaderamente indisimulables.