A pesar de la baja de casos de COVID, el avance en la vacunación y la flexibilización de todas las restricciones en territorio bonaerense, la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) rechazó la vuelta a la presencialidad en la Provincia después que la Suprema Corte dispusiera que «todos los empleados debían volver a las dependencias laborales».
Ya casi no quedan sectores trabajando en la virtualidad.
Desde la AJB consideraron que «la decisión de la vuelta a la presencialidad en la provincia de Buenos Aires se trata de una de una decisión apresurada y sin el debido debate» con el sindicato.
«Es desacertada la decisión ya que se instala una idea equivocada de retorno generalizado cuando en gran parte de las dependencias no cumplen los requisitos mínimos para una presencialidad plena», sostuvo el titular de la Asociación Judicial Bonaerense, Pablo Abramovich.
Vale destacar que el martes último, la Corte emitió una resolución interna (Nº 1651/21) donde se determinó que «todos los empleados judiciales vacunados contra el coronavirus, con al menos una dosis, y aquellos que no se hayan inmunizado por decisión propia, deberán acudir a sus lugares de trabajo» puntualizaron. En el ámbito privado, hace tiempo que volvió la presencialidad plena, y en lo público quedan pocos sectores: la mayoría de ellos se resisten al regreso al trabajo.