Sobre nuestras notas sobre una supuesta venta, desde el SOIVA, del sanatorio que se está construyendo dentro del complejo de piletas de ese gremio en Ranelagh, inmediatamente salieron a la palestra a contrarrestar la especie periodística.
Desde el entorno directo del Sindicato del Vidrio nos dijeron que «eso no es así… solo se firmaron acuerdos…» mas allá de que nadie aportó una aclaración real.
La versión fue que el pulpo sanatorial dueño de -entre otros- Nuevo Sanatorio Berazategui, Clínica Ranelagh, Sanatorio Bernal, Sanatorio Urquiza y varias mas, había comprado el Sanatorio del Vidrio, aunque incluyendo la atención de los afiliados al gremio.
También, el ‘Grupo Bernal’ -como algunos definen a quienes hacen negocios millonarios con el PAMI, la muerte de los ancianos y otros ítems, compró en los últimos días, el Instituto Medico Brandsen, única institución médica privada en ese municipio bonaerense…