domingo, 29 enero 2023

DOS CONCEJALES DE BERAZATEGUI VIOLAN ABIERTAMENTE LA LEY 25.188

La reciente asunción de los flamantes concejales de Berazategui, elegidos en las legislativas del 14-11 último, muestra abiertamente que dos de ellos violan los términos de la Ley N° 25.188 de Ética Pública y Transparencia, por incurrir en las faltas previstas por varios de sus artículos que reprenden la ocupación de dos cargos del Estado a la vez.
Los concejales que violan dicha Ley son Julián Amendolaggine (JXC) y Macarena Quin-teros (FdT).
El primero, por ocupar la secretaría de Finanzas del municipio de Tres de Febrero, y la segunda, por ocupar una gerencia en el PAMI de Berazategui.
Amendolaggine ocupa desde hace mas de 3 años, según se señala, la secretaría de Finanzas (o Economía) de la Municipalidad de Tres de Febrero, aparte de vivir en Palermo (CABA) al momento de ser elegido concejal de Berazategui y haber asumido, ya, su banca al respecto.
Macarena Quinteros (Leg. 66.776) era responsable de la Gerencia Operativa y Coordinación de la UGL de PAMI Hudson al momento de ser candidata a concejal de Beraza-tegui. Una vez electa y antes de asumir, dejó ese cargo de la delegación PAMI Hudson, asumiendo el mismo, el concejal saliente de Berazategui Gaspar Fernández.
Ambos responden a la referente de ‘La Cám-pora’ y actual jefa del PAMI nacional Luana Volnovich.
Pero hete aquí que, en realidad, Quinteros no renunció a sus funciones, sino que recibió la dádiva de Volnovich de haber sido nombrada con igual jerarquía en PAMI Beraza-tegui, aún siendo ya concejal en funciones.
Los dos concejales incurren en un presunto delito al violar los alcances de la Ley N° 25.188 de Ética Pública y Transparencia que impide percibir dos sueldos simultáneos del erario público.
Amendolaggine cobra del municipio de Tres de Febrero y del Concejo Deliberante de Berazategui, y Quinteros cobra del PAMI Berazategui y del Concejo Deliberante de Berazategui.
La Ley N° 25.188 establece en su art. 1°: «La presente ley de ética en el ejercicio de la función pública establece un conjunto de deberes, prohibiciones e incompatibilidades aplicables, sin excepción, a todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías, en forma permanente o transitoria, por elección popular, designación directa, por concurso o por cualquier otro medio legal, extendiéndose su aplicación a todos los magistrados, funcionarios y empleados del Estado».
En el art. 13 establece: «Es incompatible con el ejercicio de la función pública: a) dirigir, administrar, representar, patrocinar, asesorar, o, de cualquier otra forma, prestar servicios a quien gestione o tenga una concesión o sea proveedor del Estado, o realice actividades reguladas por éste, siempre que el cargo público desempeñado tenga competencia funcional directa, respecto de la contratación, obtención, gestión o control de tales concesiones, beneficios o actividades». Los concejales votan ordenanzas aprobando contrataciones de empresas privadas ganadoras de licitaciones adjudicándoles los beneficios de ejecución de esos trabajos, lo que es absolutamente incompatible -también- para Amendolaggine, que es precisamente secretario de Finanzas de un municipio, o sea es el responsable de la aprobación de facturaciones y de los pagos a proveedores del Estado.
El art.15 establece: «En el caso de que al momento de su designación el funcionario se encuentre alcanzado por alguna de las incompatibilidades previstas en el Artículo 13, deberá: a) Renunciar a tales actividades como condición previa para asumir el cargo».
Tanto Amendolaggine como Quinteros tenían -y siguen teniendo- esas funciones en el Estado, cuando la Ley 25.188 establece que deben renunciar antes, condición ésta sin la cual no deberían haber asumido sus bancas.
Lamentablemente, la paupérrima imagen que viene manteniendo el Concejo Deliberante de Berazategui que, por ejemplo, aún mantiene como concejal ( de ‘licencia’) a Marcos Cuellas, que vive con su familia en Italia desde 2020 y que cobró 7 meses la dieta de concejal (saqueando las arcas públicas de Berazategui con el ‘guiño’ de sus compañeros de banca), y de Gabriel Kunz, multidenunciado estafador con cheques voladores, defraudación al banco Credicoop de Berazategui y venta ilegal de vehículos de los cuales se apropió ilegalmente, y que pese a todo siguió en su banca hasta terminar su mandado (también con el ‘guiño’ de sus compañeros de banca), ahora se sigue embarrando con dos concejales que ya, desde el inicio, violan la Ley 25.188 de Ética Pública y Transparencia, dos condiciones de honorabilidad burladas por éstos, y por aquellos concejales quienes ahora, sabiendo ésto, callen sus bocas y sigan amparando mugre, como lo hicieron con los casos citados.
La Ley cita que deben RENUNCIAR a esos cargos, no pedir licencia…

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimas noticias

Pin It on Pinterest