Cuando casi a diario arrecian marchas y contramarchas en los anuncios oficiales, en medio de la «guerra contra la inflación», el diputado nacional (JXC) Alejandro Cacace presentó un proyecto en el Congreso, que propone «dolarizar la economía como una medida para ordenar el rumbo económico del país». Ante ello, esta semana varios expertos coincidieron en que la idea, en este momento «es inviable.
La iniciativa del diputado Cacace, considera que «este proyecto no solo sirve para poner el tema en discusión, sino que puede estabilizar la economía argentina y terminar con el problema de la inflación». El proyecto consta de ocho artículos y el primero de ellos consiste en «fijar al dólar estadounidense como moneda de curso legal en Argentina».
La iniciativa es la primera vez que se lleva al Congreso un proyecto de esta índole, que tiene como base la «altísima inflación que tenemos, problema que arrastramos hace muchísimo tiempo sin poder resolver, ya que prueban distintas políticas, pero todas sin solución», dijo Cacace.
Y en esa línea, añadió: «Todas las políticas estrictamente monetarias no han resultado, y creo que tiene que ver con la particular condición que tiene la economía argentina que está altamente dolarizada de facto».
De acuerdo al proyecto, «con el dólar como moneda legal, se puede normalizar la economía»
Ni bien ingresó el proyecto, hubo varios cuestionamientos sobre la aplicación del mismo, y varios expertos coincidieron con la idea de que «la dolarización, al menos en este momento, es inviable».
Sin embargo, hubo críticas más fuertes, incluso de personas del propio radicalismo como la del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien la tildó de «payasesca» y «una estupidez».
Aún así y contrario a lo que muchos piensan, el diputado Cacace confía en que «dolarizar la economía es el camino correcto», y en ese sentido argumentó: «son las lecciones de la historia las que particularmente marcan la necesidad de recurrir a la dolarización. Si vemos la historia monetaria es una línea de continua devaluación e inflación, la pérdida de 13 ceros de la moneda».
Asimismo aseguró que «la Argentina, no ha logrado tener la capacidad institucional de gestionar una moneda, llevando así a la desconfianza profunda que tienen los argentinos por el peso».
En ese sentido, el legislador defendió su proyecto de ley: «Nuestras instituciones monetarias no han servido para poder defender el valor de la moneda, de hecho, desde que existe el Banco Central de la República Argentina hay más inflación que cuando no había. Eso es lo que hay que asumir con realismo y allí está la opción de recurrir a otra moneda para poder terminar con el problema de la inflación y estabilizar».