Vecinos de Plátanos, denunciaron varias veces a un mal vecino porque -dicen- se apoderó de una vereda, impidiendo el paso de la gente y generando un verdadero ‘monte‘ que la gente de la zona no quiere tener en el barrio.

Se trata de un vecino de la calle 153 entre 35 y 36 de Plátanos, que sería instrumentista jubilado del hospital de Quilmes, quien no permite ni al municipio quitar unos inmensos matorrales que impiden completamente el paso de los vecinos, quienes deben bajar a la calzada para poder transitar por esa arteria. La Municipalidad de Berazategui ya notificó al citado vecino sobre la posible sanción que podría aplicarle la Comuna, si insiste en mantener ese ‘monte‘. Sin embargo, el mismo hizo casop omiso a la advertencia y mantiene esa «miniselva» en plena vereda de Plátanos.

Dicen los vecinos que el mismo tiene una manía por juntar cartones, lo que hacía aún cuando trabajaba de instrumentista en un nosocomio, actividad que mantiene hasta ahora pero «no por necesidad, ya que tiene un buen pasar y dos casas allí» asegura la gente del barrio, quienes no logran ni siquiera el diálogo con el áspero vecino.

Los contribuyentes de la zona comentan, además, que «por la noche, esa cuadra se convierte en boca de lobo, ya que reina la oscuridad protegida por ese monte, y aún así, el hombre ni siquiera se abre al diálogo con la gente«.

La comunidad espera una acción mas efectiva de parte de las autoridades.