Silvana Soledad Galarza, de 20 años, estaba desaparecida desde el 3 de junio último, cuando le dijo a su mamá que iría a un cumpleaños y desde allí no apareció mas.

La denuncia fue radicada en la Comisaría 1ª de Berazateguila causa quedó en manos de la UFI N°2 Descentralizada de Berazategui, a cargo de Christian Granados, quien ordenó tareas a un equipo especializado en búsqueda de personas.

A partir de allí, desde distintos sectores cercanos a la chica comenzaron a tejerse distintas hipótesis, que lógicamente involucraron un supuesto rapto por parte de redes de trata de blanca. Pero la Policía de Berazategui comenzó a transitar un camino distinto.

Los sabuesos al mando del jefe de Policía de Berazategui Javier Garro, encontraron otra teoría. Posiblemente no solo se trataba de un problema familiar íntimo, sino que la chica se habría ido por su propia voluntad con otra persona, en este caso, posiblemente otra chica.

Los días fueron pasando y por un lado, familiares y amigos agitaban las banderas de la desaparición forzada de la chica, pero la Policía ya había comunicado a la fiscalía el otro rumbo de la investigación. Inclusive y pese al secreto sumarial impuesto en el tema, trascendió que la familia hacía un par de días que hablaba con la chica, pero ésta se negaba a decirles donde estaba. En tanto, los detectives policiales ya tenían información certera sobre el caso. Silvana Soledad Galarza nunca estuvo secuestrada. Se había ido con una chica (se desconoce mas que eso…) y hasta se supo que la misma habría estado hablando con policías en la plaza Ducilo, pero nadie confirmó -ni desmintió- esta versión.

Finalmente, en las últimas horas la joven se presentó en una dependencia policial de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut donde fue correctamente identificada y se constató su buen estado de salud y que se manejaba con absoluta libertad, de manera que se enviaron oficios sobre el caso a la fiscalía actuante de Berazategui, desde donde ya habrían informado todas las aristas del tema a la familia de la muchacha.