Días pasados, fue llamada al descanso la joven militante peronista Yamila Carrizo, de 43 años, quien batallaba contra un mal incurable desde hacía ya bastante tiempo.
Yamila Carrizo era nieta de una histórica referente del peronismo regional, Rosa Carrizo, y ocupó una banca de edila de Berazategui entre 2005 al 2009.
En sus últimas actividades, la ex concejal venía militando en ‘La Cámpora’ pero formaba parte de las ‘históricas mussistas’.