En El Pato, al sur de Berazategui, volvió a funcionar un basural a cieloabierto clandestino.
El vuelco de desperdicios en un predio del lugar encendió el enojo y malestar de los habitantes de la zona, frente a la contaminación ambiental que allí se produce.
Tras la denuncia de vecinos de la zona y la acción de quienes luchan contra el avasa-llamiento ambiental que sufren, descendió bastante el vuelco de resíduos y basuras en el lugar, pero en estas últimas semanas, comenzó a funcionar nuevamente como «basural» un predio de 30 hectáreas que han destinado para tal fin.
Ello obviamente volvió a generar el malestar de quienes viven en zonas aledañas.
La fracción de tierra usada como «cinturón ecológico ilegal» está ubicado en las calles 600 y 517.
Anteriormente ya había sido utilizado para arrojar residuos y quemarlos. Ahora volvieron a esta condenable práctica.
Frente a ello, los habitantes de la zona se autoconvocaron y protestaron frente al basural. Inclusive, un canal de televisión nacional difundió el problema, lo que sacudió a las autoridades.
Asimismo, aparte de profundizar los reclamos administrativos y judiciales, los vecinos pasaron a una etapa de la movilización, manifestando inclusive frente a la delegación municipal de El Pato, reclamando el cumplimiento de las normas vigentes que impiden los basurales a cieloabierto.
LA ACCIÓN MUNICIPAL
Sobre los acontecimientos en relación al predio ubicado en calles 600 y 517, El Pato, el municipio recibIó un comunicado con fecha 28 de julio de 2022 procedente de la Defensoría del Pueblo, Delegación Berazategui, en el cual se pone de manifiesto «el reclamo vecinal por la existencia de un basural en calles 517 y 600, localidad de El Pato».


El 5 de agosto último, personal municipal se hizo presente en el predio denunciado para realizar una inspección, donde se constata el estado del inmueble y se procede a notificar a Juan Diego Molina, propietario de la fracción de tierra -quien habría alquilado el lugar para destinarlo a «basural»- con intimación a su limpieza en el término de 5 días corridos.
Dentro del plazo impuesto se presentó en el municipio el abogado Jorge Manuel Barquet, a efectos de realizar un descargo «por pertenecer el predio a dos hermanos, Molina Mu-ñoz Juan Antonio y Molina Juan Diego, este último fallecido», y a poner en conocimiento del municipio que «el titular con vida había procedido al cierre del acceso al predio con montículos de tierra».
El día 12 de agosto a las 9:42 hs el municipio realiza una segunda inspección notificando al titular con vida, Molina Muñoz Juan Antonio y al abogado Barquet, con intimación a la limpieza del predio en un plazo de 48 horas, luego del cual se procedería a realizar denuncia penal.
El 13 de agosto, la municipalidad realiza un operativo para impedir que se siga arrojando más basura; el 16 de agosto, personal municipal se hace presente nuevamente en el predio constatando que el terreno se encontraba en las mismas condiciones que a la fecha de las intimaciones y procedió a realizar la denuncia penal en la Unidad Fiscal Descentralizada UFIJ N° 1 de Berazategui, y a pos-teriori, la Comuna envía informe sobre el tema al Ministerio de Ambiente de la provincia de Buenos Aires.
El 22 de agosto, personal de la Policía Eco-lógica bonaerense lleva a cabo una inspección en el predio a solicitud de la fiscalía inter-viniente.
Mientras tanto, el basural clandestino sigue funcionando…