El secretario Gral. del Sindicato de Trabajadores Municipales de Berazategui, Gabriel Carril Campusano, habló sobre la actualidad de los trabajadores de Berazategui: «Son momentos muy dfifíciles de la economía en el país, y lógicamente también en Berazategui, donde el contribuyente muchas veces decide no abonar las tasas municipales para poder comer y pagar servicios esenciales». «Y aún así, tenemos el enorme privilegio de mantener abierto el canal del diálogo permanente con el municipio, tanto con el intendente como con sus funcionarios, lo que nos permite discutir sobre la mesa, la realidad de los sueldos de nuestros compañeros».
El gremialista de Berazategui -integrante de la CGT Regional- apuntó que «Sea cual fuere el aumento que consigamos, siempre va a ser difícil llegar al ideal del sueldo, porque el problema es que aún no logramos recuperar el porcentaje del presupuesto que teníamos antes de que Atanasof lo negocie con Duhalde en los ‘90 y al día del hoy tenemos sueldos paupérrimos». Y puntualizó: «El límite de los presupuestos se rigen por la ley que establece esos máximos en porcentajes… Venimos hace años forcejerando con la Legislatura Bonaerense para destrabar la trampa que lleva casi 30 años perjudicando el sueldo del trabajador municipal».
A su vez, Campusano reconoció que «Hemos logrado una vía abierta con el municipio que nos permite pelear los sueldos, y que inclusive, nos llevó a negociar con el intendente Mussi agregar un punto anual a la acumulación de inflación que de a conocer el propio Gobierno, o seas sea cual fuere la suma total, el trabajador municipal cobrará un punto arriba, galardón que conseguimos y que el doctor Mussi aceptó mantenerlo, aún frente a las circunstancias que vive todo el país».
«También hemos logrado contar con pases a planta permanente de trabajadores, lo que ahora está frenado por una disposición provincial que no lo permite, pero qaue estamos viendo como podemos hacer para que siga vigente ese pase que le asegura el trabajo a cada municipal» señaló.
DIA DEL NIÑO
En medio de la crisis que enfrenta el país, Carril Campusano recordó que «No dejamos de agasajar a nuestros municipalitos con motivo del Día del Niño, ya que hemos pagado el festival infantil en Avellaneda antes de la llegada del mencionado día, para que cada chico tenga su gozo y alegría sin límites!».
«Este tipo de compromisos, como los útiles para los escolares, sorteos para el día de la madre, del municipal y otras efemérides, las vamos llevando adelante, y lo que quiero que los trabajadores sepan, es que no pedimos créditos ni préstamos para ello, sino que lo hacemos con recursos propio, porque el equipo que me acompaña tiene bien en alto la bandera de una administración bien transparente de los fondos que provienen del afiliado!».
RECONSTRUÍR LA SEDE
Gabriel Carril Campusano habló sobre la gran obra de la segunda etapa de reconstrucción de la vieja sede del gremio: «Como dije antes, no recibimos dinero de nadie, ni de la federación, ni Confederación ni nada, todo lo que se está haciendo lo bancamos con fondos genuinos, con recursos propio y que ya pagamos los materiales, los planos, los costos de mano de obra, los profesionales que llevan adelante la dirección de la obra ¡todo con fondos de nuestros afiliados!» apuntó eufórico.
El reconocido sindicalista explicó que «Es la primera vez en su historia, que la sede del STMB es sometida a un cambio de fondo, con obras que permitieron encontrar un submundo rarísimo en la construcción original, la forma en que se construyó el edificio, nos desarmó ya que encontramos cosas que se supone nunca debieron hacerse!». «Avanzamos con firmeza, poniendo materiales de primera en la construcción que será el orgullo de los municipales, ya que aparte de tgener un edificio nuevo, sabrán con orgullo que cada ladrillo, cada cable, cada elemento utilizado y cada persona contratada para la obra, es pagada con dinero genuino, aportado con las cuotas de quienes confiaron y confían en nosotros!
» cerró.