El Ministerio de Transporte de la provincia de Buenos Aires confirmó la decisión dada a conocer, pero adelantó que es de carácter excepcional y solo aplicará a quienes tengan turno para sacarlo.
El Gobierno de la provincia de Buenos Aires, a través de su Ministerio de Transporte, estableció con carácter excepcional, que los ciudadanos que acrediten tener un turno asignado para renovar la licencia de conducir podrán circular con este carnet vencido hasta el 31 de enero de 2023.
Asimismo, aquellos ciudadanos que acrediten haber completado el mencionado trámite y se les hubiera diferido la entrega de la Licencia Nacional de Conducir en formato físico, podrán circular, con carácter excepcional, por un plazo máximo de 30 días corridos portando la misma en formato digital en un dispositivo móvil.
«El plazo máximo dispuesto para este supuesto no podrá exceder el 31 de enero de 2023», se detalló el ministerio bonaerense del área.
Las autoridades provinciales destacaron que la medida alcanzará, exclusivamente y por única vez, a las licencias nacionales de conducir emitidas por la provincia y cuyo vencimiento tenga lugar entre el 1° de junio de 2022 y el 31 de diciembre, inclusive, del mismo año.