Mercaderías de lujo que nadie reclama, o que la Aduana retiene por considerar que hubo contrabando, se pueden obtener a buenos precios en el Banco Ciudad.
La Dirección General de Aduana, de la AFIP, implementa periódicamente subastas electrónicas de mercaderías de rezago, comiso o abandono, de las que pueden participar los ciudadanos para adquirir artículos de lujo a precios más bajos que los del mercado.
La Aduana celebrará una nueva subasta, con 16 lotes que constan de vehículos para reexportación, un automóvil antiguo para restauración y lotes de caucho con fines de reciclado, alcanzando una base aproximada de $900.000.
Estos procesos de remate se realizan de manera online, a través de la plataforma de Subastas del Banco Ciudad en el marco del convenio vigente entre ambas entidades, informó la Aduana.
El próximo remate de autos se podrá visualizar en la página de subastas del Banco Ciudad

(https://subastas.bancociudad.com.ar/subasta/2817).
Allí se detallan las mercaderías, el precio base de cada lote y una descripción realizada por los tasadores del Banco y la Aduana.
Por este motivo, si bien se puede comprar desde cualquier lugar del país, el comprador debe retirar la mercadería en esa dependencia por si o autorizando a alguien al retiro.
Las subastas y la
recaudación de la AFIP
El acuerdo con el Banco Ciudad permitió potenciar tanto la cantidad de remates efectuados como los ingresos obtenidos por este mecanismo, relató el comunicado de la Aduana.
Durante el periodo 2022, se concretaron 27 subastas de mercaderías diversas como electrónica, vehículos, obras de arte, metales, maquinarias, entre otros.
Lo recaudado por la Aduana a través de esos procesos alcanzó un producido del orden de los $188 millones.
«La mercadería que la Aduana ofrece a remate es toda aquella que no reviste interés para su donación, apunta a liberar el espacio en los diferentes depósitos, y permite a su vez obtener un ingreso extra para el Estado», subrayó el comunicado.
El proceso para participar es simple, ágil y dinámico. Hay que registrarse como usuario a través del sitio de autogestión del Banco Ciudad, inscribirse a la subasta en la que se quiere participar y hacer la transferencia de la caución.
Una vez confirmada la inscripción por el Banco, se ingresará a ofertar en el día y horario programado para la subasta.
Los términos y condiciones de cada remate se encuentran publicados en la página de subastas del Banco Ciudad.
Luego de algo más de un año de sentencias provisorias casi automáticas, la Aduana comenzó a cuestionar las decisiones de los jueces en lo Contencioso Administrativo Federal que permitieron importaciones a dólar oficial por medidas cautelares.
Recientemente, la Aduana se presentó en la jueza Cecilia Gilardi Madariaga de Negre, titular del juzgado 8 del fuero, solicitando que revoque cautelar a favor de una empresa, al considerar que «no se había verificado el peligro en la demora para otorgar el beneficio judicial».
Finalmente, la jueza no tuvo que reconocer lo que le pedía la Aduana, ya que la misma empresa reconoció lo débil de papeles que estaba y desistió de la cautelar.
La AFIP consintió el desistimiento de la cautelar y no seguir con el trámite, y ahora la empresa deberá empezar a importar por los procedimientos normales, debiendo obtener la SIMI y las autorizaciones del BCRA para poder pagar la mercadería, según un comunicado de la Aduana.