domingo, 29 enero 2023

«EL SUELDO NO ES GANANCIA»: OFENSIVA GREMIAL CONTRA EL IMPUESTO

Frente a la constante pelea por los aumentos salariales, el impuesto a las Ganancias se ha transformado en uno de los principales reclamos de las organizaciones gremiales.
El espinoso tema tuvo muchos enfren-tamientos durante el último gobierno de Cristina Kirchner, y una promesa incumplida de Mauricio Macri, quien en campaña en 2015 había afirmado que lo iba a eliminar.
Ante el avasallante e imparable avance de la inflación y la depreciación de nuestra moneda, numerosos sindicatos salieron a reclamar paritarias con una modificación en el tributo, lo que tampoco tuvo respuesta. Sergio Palazzo, de los bancarios, quiso elevar el mínimo no imponible arriba de los 600.000 pesos, y los jerárquicos de la AFIP proponen que todos los gastos se puedan deducir, generando un «blanqueamiento» de la economía y una mayor recaudación a través del consumo generalizado.
Pero fue la sentencia de los jueces a quienes pretendieron cobrarles impuestos a las ganancias de sus haberes, quienes fueron lapidarios: «El salario no es Ganancia», dando lugar asimismo a la creación de una ‘Multi-sectorial’ que publicó una carta abierta dirigida al ministro de Economía, Sergio Massa, donde plantearon «la necesidad de diálogo para hallar una solución», señalando que «los trabajadores sufren la confiscación de una parte de sus ingresos a través de la aplicación del injusto tributo».
Entre las organizaciones que integran el espacio figuran los jerárquicos de la electricidad y ferroviarios, telefónicos, judiciales bonaerenses, gas, bancarios, docentes de la CTERA, gráficos, subterráneos, pilotos, médicos, papeleros, petroquímicos y químicos, SITRAJU (judiciales), casinos, Luz y Fuerza y el personal estatal de la energía atómica, entre otros.
La preocupación de los gremios pasa por un diciembre donde se liquidan porcentajes de aumento de las paritarias, además de sumar el medio aguinaldo y las bonificaciones o gratificaciones, por lo que pidieron: «Esperamos que estos beneficios que tanto costaron conseguir no se vean impactadas por el impuesto».
«EL SUELDO DISMINUYE DE
MANERA GROSERA»
Los mismos Gremios le reclamaron a Massa que «los trabajadores de las variadas actividades, observa cómo disminuyen sus ingresos de una manera grosera; hay casos en los que el trabajador abona más de Ganancias que de aportes jubilatorios, de obra social y de afiliación sindical juntos. En otros ese pago supera el gasto de alquiler. De forma inaudita, hay jubilados que lo tributan. A nivel porcentual, pagan más impuesto los trabajadores que los propios empleadores, lo que es inverosímil».
Asimismo, expresaron que «la lucha de los trabajadores y trabajadoras en paritarias para lograr aumentos y bonificaciones en la pelea desigual frente a la inflación se neutraliza por efecto del injusto impuesto, lo cual es una realidad que se profundiza ante cada aumento acordado, produciendo virtual congelamiento».
Desde la referida Multi-sectorial apuntaron que «Ganancias tiene hoy por hoy visibles rasgos confiscatorios y desanima a los empleados a que se desempeñen tareas en lugares inhós-pitos, cobran adicionales por especialización y capacitación, realizan guardias activas y pasivas, tareas jerarqui-zadas o de control de procesos, sostienen los servicios público y privado, del transporte ferroviario y portuario, aéreo, subterráneo, automotor, la logística, la salud, las comunicaciones, la actividad bancaria, televisiva y mi-nera».
La mesa sindical contra el pago de ganancias comenzó a reunirse hace más de dos meses, impulsada originalmente por integrantes de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE) y la Asociación del Personal Jerárquico del Gas (APJ Gas), entre otros.
Hoy cuenta con referentes tanto de la Corriente Federal de Trabajadores que lidera Pa-lazzo como del Frente Sindical para el Modelo Nacional, que encabeza el camionero Pablo Moyano y Ricardo Pignanelli (mecánicos, SMATA).
Hace pocos días, la Unión de Trabajadores del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (UTI), que agrupa a los empleados del PAMI llevó a cabo una «jornada nacional de protesta y esclarecimiento en rechazo de la aplicación del tributo sobre los ingresos».
La preocupación de los gremios pasa por un diciembre donde se liquidan porcentajes de aumento de las paritarias, además de sumar el medio aguinaldo y las bonificaciones o gratificaciones, por lo que pidieron: «Esperamos que estos beneficios que tanto costaron conseguir no se vean impactadas por el impuesto».
Desde la multisectorial apuntaron que Ganancias «tiene hoy por hoy visibles rasgos confiscatorios y desanima a los empleados a que se desempeñen tareas en lugares inhóspitos, cobran adicionales por especialización y capacitación, realizan guardias activas y pasivas, tareas jerarquizadas o de control de procesos, sostienen los servicios público y privado, del transporte ferroviario y portuario, aéreo, subterráneo, automotor, la logística, la salud, las comunicaciones, la actividad bancaria, televisiva y minera».
Manifestaron que «hay medidas paliativas para más de un millón de trabajadores de los sectores sensibles y estratégicos», y plantearon que el tributo «nació como un tributo a las empresas que, al ser trasladado a los trabajadores, incumplió el objetivo y produjo consecuencias distorsivas y agravadas con el tiempo».

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimas noticias

Pin It on Pinterest