Nacionales

CRISTINA KIRCHNER: NO SEÑORA, PRESA. DEBE PAGAR LO QUE LE HIZO A LA PATRIA

Tras estar ‘desaparecida’ varios meses, nuevamente la vicepresidente de la Nación Cristina Kirchner, reapareció en público la semana pasada, para encabezar un acto por la reedi-ción de un libro que tiene al exmandatario Néstor Kirchner como protagonista, y analizó la situación electoral tanto del oficialismo como de la oposición.
«Si íbamos a las PASO ¿cuánto hubiese sacado La Libertad Avanza? con 100 puntos de inflación, un poco más de seriedad y honestidad intelectual, antes me criticaban el dedo y ahora me lo reclaman», sostuvo a menos de un mes de las elecciones.
Después del acto salió a un escenario que daba al exterior, saludó a la militancia y pidió «perdón por no poder cumplir con la expectativa», pero afirmó que lo intentó «muchas veces, pero ahora hay que meterle para adelante y que la sociedad sepa cuál es el verdadero problema». «No hay que criticarle a nadie el voto, debatir con respeto, tal vez fui la dirigente más atacada y denostada como presidenta, con tapas injuriantes, pero creanme que los que piensan que me van a quebrar, no me conocen. Muerta o presa no me importa, pero no me voy a callar nunca», lanzó.
MUERTA NO SEÑORA: PRESA
La vicepresidente de la Nación siguió en su rol de víctima, mostrándose como ‘blanco de los ataques’ mas duros.
Claro que Cristina Fernández de Kirchner omitió, una vez mas, el alto grado de corrupción que instaló en el país, rodeándose de delincuentes condenados o a punto de ir a juicio como su hijo Máximo Kirchner, Lárazo Báez, Julio de Vido, José López y tantos otros que saquearon la Patria.
La actual vicepresidente del país, y dos veces presidente, tiene un interesante cúmulo de causas judiciales, todas las cuales se basan al robo, al saqueo de las arcas públicas y lavado de dinero, fundamentalmente.
En la causa conocida como «Vialidad», se investigó un redireccionamiento de la obra pública de Santa Cruz, en favor de quien fuera su chofer y jardinero, Lázaro Báez. La vicepresidenta fue condenada a 6 años de prisión e inhabilitación perpetua.
También las causas conocidas como «Dólar futuro», «Memorándum con Irán» y «Ho-tesur» también fueron elevadas a juicio oral, luego del procesamiento de la vicepresi-denta, pero Fernández de Kirchner logró su sobreseimiento antes de que comenzaran las audiencias orales. Los 3 expedientes tuvieron revisiones de tribunales superiores y se revocaron esos sobreseimientos llevando a la señora a juicio oral.
La causa conocida como los «Cuadernos de la corrupción» o cuadernos de Centeno, está desde 2019 en manos de un tribunal oral, porque la defensa de CFK interpuso un recurso especial en contra de la figura del «testigo arrepentido». Finalmente, la Suprema Corte validó esa figura legal, nuevo revés para Cristina Kirchner.
LOS DUROS EMBARGOS
CONTRA CRISTINA
La señora que «ni muerta callará», podría mientras tanto hacer referencia a las causas y los montos ejecutados en embargos en su contra.
Causa Obra Pública. El juez federal Julián Ercolini elevó a juicio oral la causa en la que Cristina está procesada por asociación ilícita y fraude, acusada de haber favorecido ilegalmente a las empresas de Lázaro Báez. Para el magistrado, el kirchnerismo montó una estructura destinada a beneficiar al dueño de Austral Construcciones, que era monotributista, con contratos por decenas de millones de pesos para obras viales en el sur, contratos que estuvieron llenos de irregularidades. En esta primera causa contra la exmandataria, exclusivamente por corrupción, fue embargada en diciembre de 2016 por un monto de 10.000 millones de pesos.
Causa Dólar futuro. El juez federal Claudio Bonadio elevó a juicio oral la causa «Dólar Futuro» en la que la actual senadora nacional, está procesada por el delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública, por el delito por haber vendido operaciones de dólar futuro a un precio más bajo que el que pagaba el mercado. Además de la ex mandataria, deberán ir a juicio oral el diputado Axel Kicillof, Alejandro Vanoli, Miguel Ángel Pesce y Guillermo Favan. Por esta causa, el funcionario judicial trabó un embargo de 15 millones de pesos.
Causa Los Sauces. Fernández de Kirchner fue procesada en esta causa. La expresidenta y su hijo Máximo ya se encontraban imputados en la causa, pero por presunto «enriquecimiento ilícito». La acusación fue por asociación ilícita y lavado, con un embargo de 130 millones de pesos para la ex jefa de Estado y misma suma para el diputado nacional.
Causa Hotesur. Otra de las causas que acumula CFK por supuesto lavado de dinero junto a su marido, el expresidente Néstor Kirchner, donde se investiga la actividad hotelera del matrimonio en conjunto a Báez y López, entre otros empresarios. El expediente Hotesur analiza la contratación de habitaciones en los hoteles del matrimonio presidencial, por parte de diferentes empresarios, por un monto de dinero que, se sospecha, podría haber buscado blanquear supuestos «retornos» derivados a obras públicas. Báez, amigo de Cristina y de Néstor, habría sacado del país 55 millones de euros y los habría transferido al exterior por fuera del sistema legal.
La investigación señalaba que la ruta del dinero empezaba en Río Gallegos, hacía escala en Buenos Aires y seguía su rumbo hacia cuentas en Suiza de empresas radicadas en paraísos fiscales. A raíz de la declaración de Leonardo Fariña, la fiscalía imputó a la exmandataria, lo que implica que será investigada formalmente para conocer su presunta vinculación con el lavado de dinero. Por esta causa, el juez Julián Ercolini embargó a la referente por 800 millones de pesos.
Causa de los Cuadernos. El juez Bonadio procesó a la expresidenta como presunta jefa de una asociación ilícita, en el marco de la causa de los «cuadernos de las coimas», que investiga el supuesto pago de sobornos vinculados a la obra pública durante el kirchnerismo. La medida alcanza además a los empresarios Ángelo Calcaterra, Aldo Roggio, Gerardo Ferrerya, Luis Betnaza, Carlos Wagner, Enrique Pescarmona y Néstor Otero, entre otros. A la par del procesamiento, el juez federal embargó además a la senadora por un total de 4.000 millones de pesos.
Señora vicepresidente. Ud. debe pagar al país por el saqueo organizado comprobado por la Justicia, y los embargos deben ser reintegrados a las arcas del país, desde donde salieron envueltos en corrupción sin precedentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest