Nacionales

TRAS LA CAÍDA DE LA LEY OMNIBUS, MACRI QUIERE ECHAR A TODOS LOS MASSISTAS DEL GOBIERNO

Frente al poder de Mauricio Macri en ascenso continuo, y al ritmo de la caída de la ley Bases en la Cámara de Diputados impulsada por el presidente Javier Milei, hubo una decisiva reunión en el despacho de Martín Menem, titular de la Cámara de Diputados, donde el diputado Cristian Ritondo tuvo un rol fundamental.
Junto a Diego Santilli, Ritondo es el diputado del PRO con línea directa al ingeniero y ex presidente Macri.
Fue Ritondo el que promovió el «pase a comisión» de la denominada Ley ómnibus, desde entonces, los celulares de los gobernadores en las principales capitales provinciales comenzaron a sonar insistentemente.
Porque tanto en la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, como en La Plata, Axel Kici-llof, o en Santa Fe, Maximiliano Pullaro, saben que detrás del recorte a los recursos provinciales y el comienzo del ahogo financiero a las provincias gobernadas por peronis-tas, pero, principalmente, al kirchnerismo de Buenos Aires, no se encuentra sólo el ministro de Economía, Luis Caputo sino la decisión de Mauricio Macri de vengarse de aquellos que le impidieron la reelección.
El presidente Milei dilató todo lo que pudo el inicio del Segundo Tiempo macrista incorporando peronistas «blancos y republicanos» llegados desde Córdoba y del schiarettismo, sosteniendo a técnicos capaces de la gestión de Sergio Massa y, hasta incorporando a un dirigente que nunca dejó de ser menemista, como Daniel Scioli.
En estos sesenta vertiginosos días, «Macri estuvo en control de manera implícita, si Milei decide salir de esta crisis política ampliando la coalición que lo sostiene, deberá rediscutir el acuerdo parlamentario entre el PRO y la Libertad Avanza propuesto por Mauricio al comienzo del gobierno del libertario, cuando todo eran besos y abrazos luego de la noche del triunfo en el ballotage, pero que fue desestimado por Javier Milei», dijo un ex secretario de Estado durante la gestión de Cambiemos.
El dilema de Milei: seguir a Macri
o gobernar como se pueda
Para Milei se avecina un dilema, una situación en la que será necesario elegir entre dos opciones igualmente buenas o malas. O elige el camino que lleva a Macri, que veranea en la Patagonia, o decide gobernar como pueda, con reformas acotadas y tratando de domar la crisis económica hasta el 2025, cuando se convoque a nuevas elecciones para renovar parte del Congreso Nacional.
Todo indica que el primer camino será el que adopte el primer presidente libertario del mundo.
En 2022, en el libro «Para qué» de Mauricio Macri, éste advertía que «los argentinos deben saber que «el segundo tiempo va a exigir mucho de la sociedad en un plazo corto y sin anestesias, producto de las reformas estructurales que su gobierno no pudo o no supo implementar».
Ahora, la situación en 2024 es otra.
El gobierno de Milei se sostiene en el carisma y la fe de la población en el economista libertario para que la saque del atraso y el subdesarrollo en el que está inmersa de manera objetiva si se compara la situación nacional con países desarrollados de Occidente.
«Un segundo tiempo para Macri y un relanzamiento de la gestión de Milei no puede incluir a estos peronistas que ya ejercieron la traición esperando un desgaste acelerado del gobierno nacional que lo lleve a estar fuera de la Casa Rosada en breve, como vaticina Pepe Albistur desde una repo-sera en Pinamar», explica un asesor del Presidente.
La verdad es que Macri los quiere a todos afuera.
A Giordano para que María Eugenia Vidal se haga cargo del puesto. Uno de los más importantes de la administración central.
Pero, también, a los massistas Leandro Mad-cur, que representa al país ante el FMI, a Marco Lavagna que sigue como si nada hubiera pasado al frente del INDEC a pesar de haber realizado un censo lleno de inconsis-tencias; a Flavia Royón, la ministra del litio y, también de la minería, como ostenta su tarjeta de presentación o Rosana Lodovico en la Aduana, referenciada en Guillermo Michel, de ultra confianza del dirigente de Tigre, co-mo lo es el embajador Guillermo Nielsen destacado en Paraguay donde debe tratar temas muy urgentes relacionados con la Hidrovía Paraná-Paraguay. Antonio D’Eramo

Verdad e Investigación

Semanario del Nuevo Milenio creado el 23 de diciembre de 1985 por Jorge Tronqui

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest