Parece que Mussi, al asumir, quiere emprolijar lo que a lo mejor no estaba transparente, y así como se llama ahora a licitación el restorán del Club Maltería, lo mismo se dio con un llamado a licitación pa-ra explotar el restorán del Club Ducilo, y el kiosco – minutas de la planta baja del edificio municipal.
No faltan los curiosos que se preguntan si también será licitada la explotación de los salones de fiestas del Club Ducilo, que facturan millones anuales de los cuales -dicen- no se conoce el destino de los mismos.
Cabe recordar que el Club Ducilo fue comprado con fondos municipales, y que aún así, la explotación del restorán, las parrillClub Ducilo.jpgas y los salones de fiestas, que facturan millones, están en manos privadas sin que se sepa de ninguna Memoria y Balance sobre esa explotación…