La Embajada de los Estados Unidos en Colombia comunicó el 27 de mayo último, que una brigada de Asistencia de la Fuerza de Seguridad -SFAB, por sus siglas en inglés- llegará a territorio nacional a inicios de junio bajo la excusa de incrementar la lucha antidrogas. Durante varios meses militarizarán las «Zonas Futuro» creadas por el Gobierno de Iván Duque.

Las Zonas Futuro son territorios delimitados por el Consejo de Seguridad Nacional colombiano al considerar que la ausencia del Estado en esos espacios constituye un riesgo. Están ubicadas en el Pacífico nariñense, en el Catatumbo, en el Bajo Cauca, en el Sur de Córdoba, en Arauca y en la región del Parque Nacional Chiribiquete. Esto significa que en total el 38% (5.433.772 hectáreas del territorio colombiano) de los Parques Nacionales Naturales estará militarizado por el ejército estadounidense en lo que parece ser una ocupación militar.

La decisión produjo rechazo entre varias personas de Colombia. A este rechazo se sumó Lidio García, Presidente del Senado de la República (2019 – 2020). Recordó en su cuenta de Twitter que la Constitución colombiana establece que “permitir tránsito de tropas extranjeras” en territorio colombiano es una atribución constitucional del Senado de la República.

Alberto Castilla, senador al Congreso de Colombia por el partido político Polo Democrático Alternativo -PDA-, denunció con preocupación que “en la región priorizada del Catatumbo el Gobierno tiene en marcha un plan de erradicación de cultivos de uso ilícito, no entendemos cómo se hace un anuncio de presencia de tropas de los Estados Unidos sin que el Congreso de la República lo haya discutido. Ojalá señor Presidente [Iván Duque] y congresistas, no se esté facilitando la región como una plataforma de agresión e intervención hacia los países vecinos”.

Cabe destacar que las “Zonas Futuro” están ubicadas en las regiones que concentran el 32% de los cultivos de coca del país. Al mismo tiempo, hacen parte de los territorios de implementación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial -PDET-, resultado del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

La fórmula de la militarización con presencia estadounidense no es nueva. Esta noticia hace que «vuelva a doler la memoria de las más de 50 niñas colombianas que fueron violadas por militares gringos entre 2003 y 2007, casos aún sin justicia» reclaman.