El sorprendente Nico Terrera, piensa romper con los clásicos ‘lanzamientos de campaña’ a los que nos tienen acostumbrados el común de los mortales que aspiran a un cargo, y se trepó a una motito Puma modelo ‘58 con la cual -dicen- piensa recorrer los barrios para hablarle a la gente de sus bondades políticas.
Los observadores, que tienen la mala costumbre de mirar y criticar, creen que Terrera hará sapo como todos los años, pero esta vez no estará ni en su EcoSport nueva, ni su auto importado, sino en una histórica moto… ¿Le dará la nafta este año..?