Durante un operativo llevado a cabo por técnicos de la empresa Edesur, con presencia de un escribano y con custodia de Gendarmería Nacional, dentro del predio del barrio privado «Las Golondrinas» sito en Plátanos Berazategui– se detectaron 41 viviendas enganchadas de la energía eléctrica.

Un total de 41 conexiones clandestinas de electricidad fueron detectadas en el citado country. Las conexiones ilegales por las que se hurtaba energía, fueron desactivadas durante el operativo en el barrio privado «Las Golondrinas«, situado en el kilómetro 31,5 de la Autopista Buenos Aires-La Plata, informó la empresa de energía eléctrica.

En el lugar, el personal de la firma -junto a un escribano público– constataron que 41 viviendas no tenían medidores que registraran los consumos. De las propiedades en situación irregular, 13 eran casas terminadas, mientras que otras 28 se encontraban en construcción.

Tras corroborarse el delito, los técnicos procedieron a cortar las conexiones clandestinas y retiraron los cables de la anomalía, ya que no habían sido instalados por personal de Edesur, mientras que el escribano labró las actas correspondientes.

La firma recordó que «el hurto o robo de energía se encuentra contemplado dentro de los delitos del Código Penal» y señaló que «una persona no preparada manipula la red en forma ilegal puede sufrir daños para sí, para terceros y generar daños en la vivienda de sus vecinos, al generar altibajos en la tensión«.

Por otro lado, se remarcó que «las conexiones clandestinas también afectan la calidad del servicio de los clientes de la zona«.