INTEGRABAN BANDA DE MALVIVIENTES. TENÍAN MEDIO MILLÓN DE PESOS EN EFECTIVO

Una investigación policial sobre las andanzas de una banda delictiva dedicada a «entraderas» derivó en la detención de dos oficiales de la Policía Bonaerense de Quilmes, que integraban la gavilla desarticulada por la fuerza provincial.
Tras una prolija investigación -que incluyó Asuntos Internos de la fuerza- se determinó que una banda que se dedicaba a las tristemente célebres ‘entraderas‘ en el Conurbano, tenía entre sus miembros a tres oficiales policiales, dos de ellos integrantes de la DDI de Quilmes, y el otro, de una comisaría de Berisso.
Fue así que ayer se registraron allanamientos, uno en la calle Lincoln al  100 de Wilde, donde la policía procedió a la detención del Subteniente Alejandro Javier Di Mango, integrante de la Delegación Departamental de Investigaciones Quilmes, procediéndose al secuestro de su arma reglamentaria Bersa Thunder con 2 cargadores, credencial del efectivo, 2 TV Smart de 32 pulgadas; 2 equipos de telefonía celular y la suma de $500.000 en efectivo.
En otro procedimiento de similar accionar, la Policía detuvo al Oficial Ayte. Pablo Pereyra y del Ofl. Insp. Jesús Leonardo Romero, detenido en la calle29 al 500 de Berisso, también numerario de la DDI de Quilmes.
Interviene el juez de Garantías 2 Dr. Martín Nolfi y la UFI 3 del Dr. Martín Conde, ambos del Departamento Judicial de Quilmes.
Asimismo, fueron relevados de sus cargos los jefes de las dependencias involucradas.Di Mango