Una verdadera tragedia ocurrió en una tosquera -que estaba cerrada hace años- en Ranelagh, donde fallecieron un niño de 9 años, y un adolescente de 17, cuyos cuerpos fueron rescatados por los buzos tácticos de la Policía provincialal mediodía de hoy.

Los fallecidos fueron identificados como Joaquín Insaurralde, de 9 años, y Matías Escobar, de 17, ambos vecinos del barrio Río Encantado, de Hudson.

Todo parece indicar que los chicos concurrieron a la tosquera -que está cerrada hace mas de 3 años- donde evidentemente el menor habría caído en el agua, ante lo cual el otro chico trató de rescatarlo, pereciendo ambos.

Interviene la Fiscalía en turno y el Juzgado de Menores de Berazategui.