Esta semana, cruzamos por la 138, cerca de la 7, a ‘Malvino’, que iba caminando como perdido, con dos palitos en la mano, como que iba a comer sushi o chop suey cerca de ahí.
Cuando le preguntamos si andaba bien, el Gordito es como que no nos entendió, como que hablábamos chino básico. «¿Buscás algún mercado amigo?» le inquirimos, y nos respondió en mandarín, que «pronto abrirá uno…»dios-chino-de-la-riqueza-haciendo-compras-en-linea-dndyrf
Bueno… suerte…