Tras el robo a mano armada por parte de tres delincuentes, de un  VW Vento ocurrido en  3 entre 141 y 142 de Berazategui, alertada la Policía por el 911, varios móviles de Berazategui comenzaron la búsqueda del auto. Uno de los patrulleros de la Policía Local ubicó el auto que escapaba con los delincuentes, lo que motivó una persecución que terminó con el móvil chocado en 102 y 8.

No obstante ello, los pistoleros siguieron su huida hacia Quilmes donde se unieron móviles policiales de ese distrito que terminaron encerrando el auto y deteniendo a los delincuentes.

Los oficiales que iban en el auto siniestrado sufrieron lesiones leves, afortunadamente.