Parece que en el seno de ‘Cambiemos’, la cosa está que arde. Un reciente cruce entre ‘Ricky’ Giacobbe y el oficialismo local, atizó los carbones que encendieron otra vez las llamas del quiebre que, para los observadores, ya es inevitable.
Ya se da por descontado que a partir de agosto, habrá varios bloques en la fuerza de los globos amarillos.
El ‘nuevo’ que presidirá ‘Pochi’ Ravelo, incluirá también a las ediles Zulma Vega y Alicia Lorenzo bajo la conducción de Giacobbe; el otro lo presidiría Vanina Passalacqua y lo compartiría con Marcos Cuellas; las apuestas crecen sobre las posiciones de Kunz y Torrisi. Hay quien tira fichas a lo loco a que Flavia T. se irá sola con su espacio ‘UCR en Cambiemos’, pero todo parece indicar que ambos dos estarán juntos en un espacio, ya que la muchacha radicheta ya dijo en varias oportunidades que ella «respeta los acuerdos» y que Kunz «es el presidente del Pro y lo respeta como tal, en base al acuerdo que su partido mantiene con la UCR».
El tema principal, sin embargo, es que en los últimos y vacacioneros días, el SIG (Servicio de Informaciones Giacobbista) habría detectado «demasiadas comunicaciones» entre Passalacqua y el mussismo, inclusive involucrando al funcionario ministerial en situaciones en redes sociales, de las cuales ‘Ricky’ siquiera estaba enterado. Cayó muy mal en Provincia -aseguran fuentes confiables- que la gente de ‘Cambiemos’ que planea como quedarse políticamente con el municipio, sea ‘informante’ del 5° piso del mussinipio, lo que derivó en que la plana mayor de la Provincia (que incluyó a Vidal) y el ministro del Interior se pongan al tanto de las cosas en cuestión, y parece que se viene un escobillón bastante afilado para el distrito, donde varios planes y planificadores, van a ser barridos peor que el hall de Constitución, aseguran…Pochi