Durante un operativo de Tránsito conjuntamente con la Policía Local, se controló a los conductores de los distintos vehículos interceptados en la zona de Ranelagh.

Uno de los operativos, en la calle 359 y 316 detectó que el conductor de un Renault 12 estaba alcoholizado, observando en el soplido del alcoholímetro, casi 1.20 g/l de alcohol en sangre, de manera que se le retuvo el auto y se labraron las actuacion es correspondientes.