Si bien inicialmente la muerte del presidente del Consejo Escolar de Berazategui, Héctor Peñalva, causó una extraña sorpresa en medio del dolor, finalmente los peritos de la Policía Científica de la provincia de Buenos Aires habrían descubierto fehacientemente lo ocurrido dentro del Peugeot 405 del querido consejero escolar.

En la noche del viernes último, los bomberos fueron alertados por un auto que se incendiaba en la esquina de 33 y 159 hasta donde se dirigieron, encontrándose con el vehículo y un fallecido en su interior, quien resultó ser Héctor Peñalva, de 50 años, presidente del Consejo Escolar de Berazategui.

Pero la incertidumbre por lo ocurrido se instaló cuando se observó que el auto estaba incendiado principalmente en la parte trasera, lo que en cierta manera despertó sospechas sobre el porqué de la muerte, ya que Peñalva estaba solo dentro del auto y la parte delantera -motor etc- no presentaba evidencias ígneas que hicieran presumir una falla mecánica o eléctrica que haya provocado el siniestro.

La Policía Científica de la provincia de Buenos Aires trabajó arduamente en el tema, a lo que se sumó la correspondiente autopsia en el cuerpo del funcionario educativo muerto.

Peñalva padecía de diabetes y era fumador. Los estudios científicos en el tema arrojaron que el profesor Peñalva sufrió un ‘coma diabético‘ mientras conducía y fumaba. Todo indicaría que repentinamente perdió el conocimiento, y que su cigarrillo habría caído sobre uno de los asientos, por lo que se produjo un incendio en el interior del auto que terminó con la vida del querido funcionario.