Dos quinteros de la localidad bonaerense de Merlo viven una situación desesperante tras el ajuste de la tasa local. De un año a otro aumentó 32.600%.

Hace pocos meses, el Concejo Deliberante de Merlo aprobó casi por unanimidad un revalúo del impuesto inmobiliario.El nuevo sistema produjo una actualización de las cifras para pagar enforma anual y también generó desesperación en varios comerciantes.

A una pareja que tiene una huerta en la que cultiva acelgas que pagaba $700 a fin del año pasado tuvo un aumento del 32.600%: la boleta para el anual del 2018 es de 230.000 pesos.

La pareja de quinteros que sufre el rotundo revalúo. Fabian y Fátima, desesperados, dijeron que les es imposible pagar la nueva tarifa. «No podemos pagar esa cifra. Es imposible», contó la mujer. En el caso en el que deban pagar la boleta de más de $230 mil, los comerciantes deberían pasar el precio al producto que venden. Como la acelga tiene un valor de $20 por paquete debería costar $6500 cada uno.

El Concejo Deliberante de Merlo explicó que el impuestazo arrancó en diciembre cuando el intendente municipal de Gustavo Menéndez mandó dos ordenanzas que permitió que se pudiera cobrar esta revaluación.