La empresa de alimentos balanceados Maitén le comunicó a sus trabajadores la posibilidad de cierre.

Según la empresa, a nombre de Gabriel Barreneche, «la caída del consumo por parte de la reconocida empresa Don Satur derribó el último sustento que poseía la empresa…«.

Maiten explicó que «con ‘Don Satur’ mantenía un contrato hasta diciembre próximo, pero la menor demanda acelera su caída«.