No dejó de llamar la atención la actitud del extraño gallo, que muy temprano bate sus espolones en el gallinero de la 21 al fondo, un rato, y luego emigra para el lago, donde observa el agua y, ni lerdo ni perezoso, el gallo sale como a vender el vital líquido…
El enojo de muchos compañeros de gallinero, es que el mentado gallo aguatero’ percibe del gallinero, mas de 25 lucas de maíz por mes, a la vez que también manotea del agua. En fin…gallo