domingo, 27 noviembre 2022

PERONISMO SIN PERONISTAS…

En febrero de 2021, Máximo Kirchner llegó a la presidencia del Justicialismo de la provincia de Buenos Aires por consenso interno con los intendentes peronistas de la provincia.
Tras ello, el presidente de la Nación Alberto Fernández asume la presidencia del PJ nacional en marzo de 2021.
Solo un puñado -muy chiquito- de inten-dentes peronistas del Conurbano que se quejaron -y después debieron agachar sus cabezas y ‘comerse el sapo’- el movimiento en los tronos del Partido Justicialista en espejo generó un «equilibrio dentro de Frente de Todos» dijeron fuentes oficiosas.
Ya en 2021 se impugnó la candidatura de Máximo Kirchner para presidir el Partido Justicialista bonaerense, tras denunciarse ante la Junta Electoral partidaria que el hijo de Cristina Kirchner «no cumple la condición de tener dos años de antigüedad como afiliado al peronismo de la provincia de Buenos Aires». y se incluyó en esa impugnación a otros once integrantes de la lista que encabeza el jefe de ‘La Cámpora’, como Andrés ‘Cuervo’ Larroque, Vanesa Siley, Mariel Fernández, Liliana Schwindt y Walter Correa.
Las presentaciones que se hicieron en marzo de aquel año señalaban que «Máximo Kirchner se afilió al PJ bonaerense el 12 de febrero de 2021».
HISTORIA OLVIDADA
El 17 de octubre de 1945 significó el inicio oficial de la «vida política» del coronel golpista Juan Domingo Perón (junto al Gral. Edelmiro J. Farrell habían derrocado de facto al presidente constitucional Ramón Castillo el 4 de junio de 1943.
Tiempo después, en 1945 el coronel Perón -uno de los golpistas contra Castillo- engrandece su labor política, lo que Farrell no dejaría pasar por alto y lo encarcela, enviándolo a la isla Martín García.
Los principales historiadores coinciden en que los militares, viendo la proyección que iba teniendo Perón, planean matarlo, por lo que declaran públicamente enfermo al coronel y lo envían al hospital Militar Central en Pa-lermo, donde finalmente lo asesinarían.
Una movida cívica encabezada por Cipriano Reyes y otros dirigentes de aquella época provocan que los trabajadores y gente en general, abandonen sus lugares de trabajo y viviendas y se convoquen en la Plaza de Mayo para pedir por la libertad de Juan D. Perón, lo que ocurrió aquel 17 de octubre de 1945.
A la medianoche de aquella jornada, aquel Coronel que estaba «enfermo e internado», estaba hablando desde los balcones de la Casa Rosada…
Sin 17 de octubre, no habría habido un Perón en la Rosada. Lo habrían asesinado, seguramente.
El 17 de octubre es -sin dudas- el día mas importante para el peronismo.
Pero este último 17, fue casi paradigmático de una dura realidad que vive el peronismo en Argentina.
Quienes nunca tuvieron acción o militancia social en el peronismo, o sea los que predican el peronismo pero no lo viven, el pasado 17 de octubre aparecieron en las fotos de los medios en la jornada, aunque estuvieron -sin dudas- muy lejos de los viejos corazones de los verdaderos peronistas, que hoy ven gente foránea a la ideología de Perón y Evita, presidiendo actos peronistas y siendo oradores apoyados por gremialistas despojados de cualquier atisbo de vergüenza, arribando al acto en autos de alta gama de 130 mil dólares, mientras que el obrero deberá sacar un préstamo del Gobierno para poder adquirir una cocina.
Argentina pide a gritos que de una vez por todas empiecen a cerrar sindicatos y no fábricas, y que se termine con la impudica exhibición de sindicalistas millonrarios a costas de sus afiliados, trabajadores y obreros, cada vez mas empobrecidos, en uno de los países mas ricos del Mundo, donde los buenos alimentos se exportan a cambio de comer polenta, porque ya ni las frutas ni verduras pueden comprarse…

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

últimas noticias

Pin It on Pinterest